martes, 10 de junio de 2014

La noticia inesperada.

Golpee la puerta de la oficina 19 en el cuarto piso en pleno micro centro, tal cual decía la carta. La citación era a las 18:00, me pareció conveniente anticiparme unos minutos. Evidentemente nadie se encontraba todavía en el lugar.
Encendí un cigarrillo, me apoye sobre la pared del pasillo que era muy angosto, en el fondo una penumbra de luz, me daba señal concreta, que me encontraba sola en un lugar desconocido y sin mucho lugar para huir.
Estaba ansiosa, quería saber  lo que el doctor iba a decirme. 
de pronto sentí el ascensor, tras cerrar la puerta los pasos se acercaban, sin lugar a duda eran pasos de hombre acompañado de una  mujer. El era alto rubio, ojos saltones como si sufriera tiroides, ella alta también, rasgos pequeños, el perfume inundaba el pasillo, tengo la sensación que nunca lo olvidaría era mas intenso que todas las flores juntas. 
Ella me sonrió y dijo: Adelante, perdón la demora.
no se porque, pero conteste: termino el cigarrillo y entro, así ustedes se acomodan también.
Será hasta mañana, saludos cordiales. Noelia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario